por Roberto Rodriguez

Hace seis años José Fernando Pepe Cuenca (Granada, 1987) aceptó una oferta para trabajar como profesor universitario de Matemática Aplicada en Hamburgo (Alemania). Después de dedicar su juventud al ajedrez, daba un paso al costado para ganarse mejor la vida. Pero a este gran maestro desde el 2015 el destino le había reservado una casualidad de lo más apasionante. Un amigo fue contratado por una empresa de ajedrez de Hamburgo, Cuenca fue a visitarla un par de veces, le cayó bien al jefe, el campeón mundial en el 2004 Rustam Kasimyánov, y este le puso en contacto con la sede en España. Se trataba de Chess24, una plataforma online de ajedrez. Ahora Pepe Cuenca, además de seguir competiendo –hoy afronta la última ronda del campeonato de España–, es la estrella más rutilante de la narración de ajedrez en español.

Este granadino ha creado un lenguaje personal e inimitable para hacer ameno un deporte en el que se pueden estar varias horas con una misma posición. Junto a su inseparable David Martínez Divis , coordinador de la página y entrenador de ajedrez, han formado una pareja que ha batido récords de audiencia desde la pandemia. Con un estilo tan natural como el de Ibai Llanos y tanto o más imaginativo que el del malogrado Andrés Montes, Cuenca hace vibrar a sus seguidores pese a que nada esté pasando en el tablero.

Hoy se juega la última jornada del torneo, con Cuenca colíder empatado con otros seis jugadores

Cuenca es un gran contador de historias y un maestro de la creación. En sus retransmisiones el alfil es un diablillo , el caballo es el potrisho . Hay tres peones con nombre propio, Aristóteles (columna A), Charly (columna C) y el más importante: “¿Quién soluciona tus problemas? ¡El Facun!” (columna F). La dompepización es la simplificación de una posición, normalmente cambiando damas. El campeón mundial Magnus Carlsen, al que el apoda Almendrado , no arrolla a sus rivales, les aplica cremita magnusiana . Hay piezas con “menos futuro que la melena del Divis”, posiciones que son bocatta di cardinale y jaques con tomate y aguacate. Por supuesto, cuando alguien logra un movimiento definitivo saca su metralleta: “¡Ratatatatatatata!”.

Este influencer ha conseguido gracias a su naturalidad que las retransmisiones de Chess24 en España estén por encima en audiencia de otros países con, como Inglaterra, diez veces más usuarios. El récord de espectadores lo tienen en 35.000. Aunque lo habitual es que narren para unos 10.000, más que muchos eventos televisados.

Cuenca ha conseguido ganarse la vida con el ajedrez. Cuando no está narrando partidas junto al Divis está jugando. Precisamente hoy disputa la última ronda del campeonato de España de Linares, con el que guarda una relación un tanto amarga. Durante tres años consecutivos (2017, 2018 y 2019) llegó a la última jornada con la posibilidad de ser campeón si ganaba su partida. Nunca lo hizo y las tres veces se quedó sin la gloria. En el 2017 perdió contra Iván Salgado, en el 2018 fue subcampeón tras unas tablas y en el 2019 una dura derrota contra Pérez Candelario con blancas le relegó a la novena plaza. Este año ha llegado a la última ronda segundo, empatado a 6,5 puntos con otros seis jugadores como Paco Vallejo, David Antón o Iván Salgado .

Pese a todo, este ingeniero de caminos, doctorado en matemática aplicada, que fabricó un nuevo tipo de hormigón más efectivo y barato como proyecto de fin de carrera y que obtuvo una beca Erasmus Mundus para estudiar el máster MSc Mathmods, no pierde la sonrisa ni para despedirse: “Id por la sombra y aléjense del brócoli”.